lunes, julio 17, 2006

Pobreza rural en los países andinos


Juan Infante
publicado en www.peruenrumba.blogspot.com



Sumados son 25.6 millones de pobladores rurales en Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, de ellos 17.6 millones son considerados pobres y eso significa el 68.75 % del total de la población rural. Es decir, apenas un 31 % tiene una calidad de vida mínimamante adecuada en las zonas rurales de los países andinos.

Las Paradojas

La pobreza en las zonas rurales de los países andinos cede muy lentamente a pesar del incremento de la inversión pública en obras de infraestructura, mejora en el acceso a servicios de salud y educación escolar y el aumento de presupuesto de los gobiernos locales.

Igualmente podemos decir que la pobreza rural cede muy lentamente a pesar de haber aumentado considerablemente la inversión privada en los territorios rurales gracias a diversos proyectos mineros, petroleros y gasíferos.

La pobreza y/o la sensación de pobreza no ceden a pesar que la magnitud de la inversión privada ha generado polos de empleo, mayor dinamismo en los mercados locales y presencia de actores conectados a la economía moderna y global.

La pobreza no cede aun cuando estas empresas además de la dinámica económica que generan, destinan recursos a disposición de las comunidades rurales vía sus programas de responsabilidad social corporativa y mecanismos de impuestos (canon) que revierten en los territorios y las poblaciones rurales.

A pesar de esta enorme disposición de nuevos recursos, la población rural andina está dando muestras de una enorme insatisfacción y frustración que ha llevado a constantes movilizaciones sociales que la enfrentan con las empresas privadas, los gobiernos locales; llegando incluso ha desestabilizar gobiernos nacionales hasta forzar renuncias presidenciales.

Con la mejor de las intenciones, esta insatisfacción popular ha pretendido ser paleada con una mayor dotación de programas asistenciales (entrega directa de alimentos, entrega de dinero en efectivo, entrega de bienes menores, auspicios de festividades, etc.) y entrega de más presupuesto para obras públicas y ampliación de servicios (médicos y educativos).

Pese a todo ello, la insatisfacción popular, sin embargo, no cesa y los indicadores económicos y de bienestar tampoco se elevan. Por el contrario, lo que crece y crece es la brecha entre los sectores económicos modernos y el sector tradicional andino y con esta brecha, crecen también las presiones populares por desesperadas medidas radicales.

Nuestra propuesta

La propuesta del BANSEP (www.bansep.org) plantea un cambio de paradigma para afrontar la pobreza en la zona andina: hacer responsables a los actores locales por su propio desarrollo y atacar la baja productividad de los recursos existentes en las comunidades rurales. Para romper el círculo vicioso de la productividad cero y la espiral de dependencia hacia recursos externos el factor clave es educar al recurso humano activo en las comunidades, facilitándole el acceso y el aprendizaje de conocimiento práctico relevante.

Esta es la manera única manera de superar de manera definitiva la gran anomalía que el paradigma actual no puede resolver: por más que se mejore la infraestructura, la tecnología disponible, el número de instituciones y servicios públicos, los recursos económicos e incluso se eleve el número de las organizaciones de base y se instituyan mecanismos de toma de decisiones participativos no se está produciendo una mejora sustancial en la calidad de vida del poblador rural ni reduciendo la dependencia de los recursos económicos y humanos externos.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. » » »

Anónimo dijo...

That's a great story. Waiting for more. »