viernes, enero 30, 2009

Sana, sana, sana, Corazón de Rana

¿Somos el escepticismo andante? ¿La generación que cree que los esfuerzos colectivos no funcionan? ¿La generación que no puede ponerse de acuerdo para que algo responda a sus intereses? ¿Por qué pensamos que no podemos hacer algo en conjunto por un "nosotros" ni siquiera en el edificio en que vivimos?
Quizás porque somos la primera generación en que las familias perfectas dejaron masivamente de funcionar.
Quizás porque hubo una revolución fallida - la de Velasco - y nunca hubo ni perdedores ni ganadores definidos sino sólo resentidos de una u otra parte, perdedores todos.
Quizás porque nadie puede reivindicarla a pesar que trajo en varios temas tanta modernidad.
Quizás porque los tíos se pelearon feo, durante años, porque estaban cojudamente en dos bandos irreconciliables.
Quizás porque existieron los derechistas, los comunistas y los apristas como posiciones irreconcilliables.
Quizás porque hubo que marcar diferencias entre los que llegaron a Lima primero y los que iban llegando después.
Quizás porque hubo que marcar diferencias entre los que se quedaron en las provincias y los que migraron.
Quizás porque la mayoría cojuda sacaba su pantone para ver si correspondía juntarse el uno con el otro, la una con la otra, los unos con los otros.
Quizás porque volvió la democracia y todos se comenzaron a pelear, en vez de construir.
Quizás porque apareció Sendero y sólo se podía esperar en casa, en silencio, con las luces apagadas.
Quizás porque ninguna estructura establecida funcionaba y tuvo que aparecer un ser del espacio (Fujimori) para que algo funcionara.
¿Son esos nuestros traumas? ¿Es que acaso queremos volver al cochecito?
Hemos vivido demolición tras demolición.
¿Eso es lo que nos hace una generación cobarde? ¿La generación del corazón asustado? ¿o simplemente somos una generación de deprimidos, de blandengues? ¿Nos llamarán la generación flácida? ¿La generación malagua, gelatina, la carente de columna vertebral?
¿Es que acaso a nuestra generación le quebraron el espinazo antes de comenzar a caminar?

¿Qué nos pasa? Qué ridículo temor es ese que nos lleva siempre a dudar o a sabotear la más mínima acción colectiva. ¿Por qué llevamos escrito en el pecho ¿PARA QUÉ HACER ALGO SI TODO VA SIEMPRE DIRECTO AL FRACASO?.

Si todo te lo pueden quitar o aplastar.

Bueno, ya somos adultos. Hemos entrado a la madurez. A la edad de las realizaciones. Es hora de tomar una opción. Nos vence nuestro pasado o nos conectamos con nuestro presente y construimos nuestro futuro. Sana sana sana CORAZÓN DE RANA.

2 comentarios:

Lali García dijo...

Stamos contruyendo la columna huesito a huesito!
pl corazon: una buena dosis de desahuevada y otra de apapachada

la coja dijo...

mmm interesante tema chemo.. a tus porques le sumo otro, el que dice blades: "terminar con la ignorancia que nos trae sugestionados con modelos importados que no son la solucion"... pues en la sociedades postmodernas "exitosas" el individualismo era la bandera flameante... pero estas sociedades tenian años construyendo un cierto orden (que esta por irse al carajo ahora mismo).... no se ... se me quemo la neurona coja... y lo dejo ahi :)